viernes, 18 de mayo de 2018

El mar y el alma

Los pueblos situados en la costa de Galicia tienen un encanto especial. Son lugares con el alma ligada al mar.
Sus puertos se encuentran al abrigo de temporales. Desde ellos parten los barcos que se dedican a la pesca, regresando con su preciada carga que se subasta en las lonjas ubicadas en los mismos puertos. Son embarcaciones de pesca artesanal, todavía se pueden ver en los muelles a las "redeiras" mujeres que reparan las redes de pesca, un oficio que se está perdiendo.
Son pueblos turísticos, con playas de aguas tranquilas y un clima suave durante todo el año. En el puerto se pueden ver numerosos veleros y yates.
Los frutos del mar, mariscos y pescados, son transformados en sabrosos menús que se sirven en los numerosos restaurantes que rodean los puertos. Es uno de los motivos que convierten en atractivo turistico a estos lugares.
Las imágenes de mi post de hoy pertenecen a parte de las Rías Baixas situadas en la provincia de Pontevedra.

                      Los barcos pesqueros atracados en el puerto esperando su 
                     salida al mar.

                      Las redeiras, oficio artesanal que aún pervive.

                    Se pueden observar las bateas, plataformas
                   fijadas al mar para el cultivo de mejillones.

                         Los barcos regresan a puerto para depositar los 
                         productos del mar en las lonjas para su posterior
                         subasta.

                    Una embarcación llena de artes de pesca, las 
                   denominadas nasas.

                   Los veleros, esperando buenos vientos y mejor mar.

                    Hermosas y tranquilas playas.





viernes, 11 de mayo de 2018

Casas señoriales

Las casas solariegas o señoriales son típicas del paisaje de Galicia.
Son edificaciones que pertenecían a familias feudales, que a su vez poseían numerosas tierras que trabajaban en régimen de arriendo los campesinos. Compensaban al propietario con parte de la cosecha, en muchos casos con tratamiento desigual, favoreciendo al señor en detrimento del vasallo. 
La máxima expresión de ese poder de las familias hidalgas son los numerosos pazos que existen en Galicia, palacetes con grandes terrenos y jardines. En otro post mostraré los grandiosos pazos y su historia.
El paisaje de mi tierra está salpicado de edificaciones solariegas más pequeñas, algunas en total abandono, solo son un recuerdo del diferente estatus entre los campesinos y los hidalgos.
 Edificaciones que reflejan el poder del propietario.

 El paso del tiempo demuestra que los bienes terrenales son efímeros...

 Muchas casas solariegas están en perfecto estado de conservación y habitadas.

 La piedra es el elemento dominante en estas edificaciones. Presente en todos los adornos y jardines.

 Construcciones con mucha belleza. 

 El paso del tiempo convierte en recuerdo un pasado glorioso.

 La vegetación cubre la cruz de la capilla, un elemento caracteristico de estas casas. 


viernes, 4 de mayo de 2018

Birds

El reloj de la naturaleza señala el comienzo del día.
El canto de los pájaros debería ser parte de la banda sonora de nuestra vida. Son sonidos de la naturaleza que calman y dan paz.
Creo que despertar con los cantos de las aves es lo más cercano a la felicidad, es relajante y tranquilizador. En casa tratamos de potenciar la presencia de pájaros en los alrededores cuidando y protegiendo su entorno.
Un pequeño chochín ha tenido la gentileza de construir su nido en el jazmín de mi balcón, en estos momentos se encuentra incubando sus huevos y por supuesto procuro no realizar fotos para no interrumpir su ciclo, faltaría más!
La primavera nos regala su sonido maravilloso a través del canto de los pájaros, solo nos queda cerrar los ojos, relajarnos y disfrutarlo. 

 En invierno necesitan aporte de alimento.

 Dando su concierto...

 Bellezas de la naturaleza.

 La vida en la Tierra sin pájaros sería muy triste.

 El mirlo tiene un canto melodioso.
 En primavera ya no es necerario aportarles comida.

viernes, 27 de abril de 2018

Arte en el cielo

Nos quedamos maravillados al mirar al cielo y descubrir las formas de las nubes. En mi niñez me gustaba imaginar formas diversas: animales, caras , mónstruos... todavía hoy sigo echando a volar la imaginación aunque debo decir que me cuesta más descubrirlas, la mente de los niños es poderosa.
Las nubes segun su forma y composición se denominan con nombres: Cirros, cirrocúmulos, cumulonimbus, stratus, altostratus, altocúmulos, etc.
Al atardecer las nubes adquieren tonalidades rojizas y anaranjadas debido a la absorción del color azul en la capa atmosférica en los momentos crepusculares. Es en ese momento cuando mirar al horizonte se convierte en uno de los placeres visuales más fantásticos del día
 Las nubes parecen el marco perfecto para una novela de misterio...

 la belleza de un cielo con nubes es misteriosa.

 Me gusta el color que adquiere el horizonte al atardecer...

 El arcoíris es arte en el cielo.

 Nubes que avisan de posibilidad de tormentas.

 Cielo empedrado, suelo mojado.

 El día llega a su fin y el cielo lo despide con todos los honores, regalando su belleza y la paleta de colores del mejor pintor. 

.